Eventos sostenibles y ecológicos. El futuro de la industria se tiñe de verde.



¿Quién no disfruta de un buen festival de cine? Los Goya son un claro ejemplo del atractivo que supone celebrar un evento ante las cámaras. Sin embargo, toda celebración conlleva cierto impacto sobre el medio ambiente.

Sabiendo esto, es imperativo cambiar las tornas y marcar un punto de inflexión en la industria. Pero no solo en el cine, sino también en un festival de música, un evento deportivo o cualquier otro tipo de evento que tengas pensado organizar.

¿Cómo? Convirtiéndolo en un evento sostenible. ¡Te lo explicamos!


Imagen de un festival de música en Madrid.

— ¿Qué es un evento o festival sostenible?


El mundo por fin se ha volcado con las políticas ecológicas. Dar un respiro al planeta depende de todos y, en este aspecto, las productoras de eventos tienen mucho que decir.

Si estás a punto de celebrar alguna clase de evento, te animamos a que lo hagas bajo el “Sello Creast”. Una nueva metodología en la que se aplicarán todas las medidas necesarias para reducir la huella de carbono.


Imagen de las IX Jornadas de Producción de Cine Publicitario de la APCP, un evento regenerativo.

De este modo, tu empresa pondrá su granito de arena en hacer de nuestro planeta un mundo mejor, mientras que reforzará su reputación al demostrar sus buenas prácticas en materia de sostenibilidad.

— Ventajas de hacer un evento o festival sostenible


Hacer un festival sostenible conlleva determinadas ventajas de forma intrínseca. Sí, por supuesto que cuidar el planeta es el principal punto a favor. No obstante, con esta acción llegan beneficios extra que debes valorar de igual manera.

Estos son algunos de los más destacados:

Marketing sostenible

Velar por el planeta es todo un motivo de orgullo. Al hacerlo, tus patrocinadores, tus clientes y tu público te verán con buenos ojos y se animarán a confiar en tu buen hacer. ¡Qué más da si son los Goya 2022 o un concierto! La sostenibilidad es el futuro.

Ahorro y eficiencia

Cuando se implementan estrategias sostenibles, también se reducen muchos de los gastos asociados a la producción de un evento. Minimizar los recursos empleados conlleva siempre un ahorro, por lo que no dudes de que pronto incrementará tu rendimiento económico.


Imagen del Mobile World Congress 2022 en Barcelona.

Pioneros en la industria

Puesto que hablamos de un ámbito en auge, hacer un evento o un festival sostenible bajo el “Sello Creast” es un paso en firme hacia el futuro. Tu empresa será pionera, contribuyendo al mundo mejor al que nos dirigimos.

— Cómo organizar un evento sostenible


1. Llámanos. El primer paso que debe dar tu empresa es llamarnos para que podamos ponernos en marcha juntos. Formar a un eco manager dentro de tu equipo o concienciar a todo el personal son algunas de las primeras tareas que tenemos por delante.

2. Preparación. Posteriormente se pasará a la predicción de tu huella de carbono para detectar que podemos mejorar y elaborar el plan de sostenibilidad con el que reducir el impacto medioambiental que siempre debe ser el objetivo principal.

3. Sostenibilidad. Una vez diseñado, solo queda ejecutar el plan. Todas y cada una de las acciones irán encaminadas a mejorar la sostenibilidad de tu producción. Un proceso que empieza con la preparación del evento, continúa en su celebración y no concluye hasta que concluye la recogida y cierre del mismo.

4. Evaluación. Cuando todo termina, se genera un informe con los resultados, todo tipo de analíticas, se cuantifica con rigor la reducción de la huella de carbón y el impacto de cada una de las medidas adoptadas, se filtra la huella de carbono por fases, departamentos, días y tantos filtros como necesitemos para conocer mejor el impacto y finalmente podemos comparar los resultados con todo tipo de promedios del sector, por tipología de evento, por magnitud, por región, etc.


Imagen de una sala interactiva en el Museo de Arte Digital Mori, en Tokio.

La sociedad ha evolucionado muy rápido en pocos años, esto nos ha llevado a una encrucijada y ahora tienes dos caminos que puedes seguir: el de sumarte a la sostenibilidad o el de quedar atrás junto al resto de empresas que no se preocupan por el planeta. ¿Con cuál te quedas?